Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Falleció niña de 4 años abusada sexualmente en Garzón, Huila, por hombre de 27 años

La pequeña Salomé Segura Vega fue agredida el pasado lunes por hombre que trabajaba para sus padres.

Después de cinco días de luchar por su vida, Salomé Segura Vega, la niña de cuatro años, quien fue brutalmente golpeada y agredida sexualmente por Sebastián Mieles Betín, de 27 años, falleció en una unidad de cuidados intensivos pediátrica en la clínica Medilaser en Neiva. Se encontraba en coma inducido, pues debido a las lesiones de gravedad que presentaba, los médicos intentaban salvarla.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de la paciente menor de edad en la madrugada de hoy, 4 de julio del año 2020, debido a hipertensión endocraneana refractaria al manejo, disfunción de múltiples órganos secundaria a trauma encefalocraneano severo con politrauma Por el tipo de muerte se realizó llamado a Fiscalia”, confirmó el centro médico.

La niña era atendida en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Medilaser a donde fue llevada, tras el brutal ataque.

Los hechos ocurrieron en la noche del domingo 29 de junio en la vereda Puerto Alegría, en Garzón, donde la madre de la menor la encontró con signos de violencia física.El cuerpo estaba en una zona boscosa a donde la llevó Miles Betín, quien fue capturado por los mismos habitantes. (Relacionado: Abuso sexual: cada día de cuarentena hay 22 niñas y 4 niños víctimas)

En mal estado de salud, la niña fue trasladada al hospital San Vicente de Paúl, donde según el parte médico, ingresó en estado grave por el maltrato físico y sexual al que fue sometida y fue remitida a Neiva.

Sebastián Mieles Betín fue cobijado con medida de aseguramiento por parte de un juez de Control de Garantías, que le imputó los delitos de acceso carnal abusivo y agravado y feminicidio pero no los aceptó en las audiencias públicas.
Este hombre es oriundo de la Costa Atlántica y había llegado a Garzón contratado por

un Consorcio que adelanta una pavimentación en el sector de Puerto Alegría.

La comunidad lo interceptó junto al cuerpo de la menor y lo amarró a un árbol para entregarlo a la Policía, que hizo presencia en esa vereda que está ubicada a una hora en carro de la zona urbana de Garzón.

Ahora, lo que espera toda l

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *