Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

El meme que casi me hace abandonar mi grupo de WhatsApp familiar

El meme que casi me hace abandonar mi grupo de WhatsApp familiar

 

Los grupos de WhatsApp de las familias en India suelen ser estos días espacios tristes, mientras la pandemia de covid-19 sigue causando miles de muertes a diario en el país.

Pero en algunas de las que aún no han sido golpeadas por la tragedia, las bromas ácidas y los memes están causando algunas tensiones, cuenta la corresponsal de Género e Identidad de la BBC, Megha Mohan.

Mientras mi dedo revoloteaba sobre el botón de “salir del grupo”, se me ocurrió que esta era la primera vez que contemplaba dejar el grupo familiar en WhatsApp. Aunque con frecuencia me escapo de grupos que siguen vivos incluso después de cumplida su función original, nunca lo había hecho de uno en el que estuvieran mis parientes.

¿Se imaginan lo ruidoso que puede ser un grupo con miembros en tres continentes? Mucho más de lo que están pensando.

El contenido se comparte diariamente, a través de tres zonas horarias distintas. Cuando la delegación con base en India se va a dormir, el batallón en Estados Unidos toma el relevo para asegurar un flujo constante de memes, videos de los sobrinos y de vez en cuando opiniones expertas sobre grandes asuntos globales, como elecciones o el divorcio de algún personaje famoso.

Suelo ser alguien que responde, enviando con frecuencia emojis en forma de corazón sobre las fotos de los niños o de las mascotas. No era de las que suele empezar una conversación. Hasta hace un par de semanas, cuando compartí en el grupo familiar la foto de la portada del New York Times del pasado 26 de abril.

India era el asunto principal, con una foto aérea de decenas de piras funerarias que contemplaban un puñado de deudos con equipos de protección. El titular afirmaba: “Las cremaciones nunca terminan”.

Otro miembro de la familia siguió con un enlace a un artículo australiano que acusaba al primer ministro Narendra Modi de llevar a India hacia lo que llamaba “un apocalipsis”.

 

Memes más inofensivos

También hay versiones más suaves del humor cotidiano de los confinamientos que causan menos controversia en los grupos familiares de WhatsApp.

Uno mostraba una foto del primer ministro Modi realizando la respiración de yoga de una fosa nasal, el Nadi Shodhana Pranayama, con un comentario que decía: “Modiji, respirando por una fosa nasal para que los demás reciban más oxígeno”.

“Se ha hablado mucho sobre la desinformación que abunda en los grupos de WhatsApp indios, pero no tanto sobre el humor negro que hay allí”, dice el doctor Rohit Dasgupta, de la Universidad de Glasgow, especializado en cultura digital india. “Cuando nos reímos, hay esperanza, y la esperanza desvía el dolor”.

“También hay orgullo”

Parte del dolor también proviene de la frustración de ser percibido como un país del tercer mundo cuando, hace apenas unas semanas, India era uno de los principales exportadores de la vacuna de AstraZeneca.

Según el gobierno indio, más de 90 países (desde Siria hasta Reino Unido) han recibido vacunas fabricadas en India, que suman más de 60 millones de dosis.

Ilustración de un avión que también es una jeringa.

“Ahí también hay orgullo”, considera Dasgupta. “Aunque está claro que India necesita ayuda, los indios que viven en el país quieren que se sepa que también pueden ayudarse a sí mismos”.

“Seguimos adelante”

Más tarde, quien pasó el meme de la empleada doméstica, mi primo de Kerala me envió un mensaje privado para aclarar que su intención no era en absoluto faltar al respeto a las trabajadoras del hogar indias.

Era una broma, dijo, quizá ni siquiera muy divertida, que apuntaba a un futuro más esperanzador, en el que volverían las rutinas familiares.

Eran casi las dos de la mañana en India y acababa de regresar de un turno en un hospital donde trabaja como médico de primera línea, atendiendo a pacientes con covid-19.

Luego hablé con un periodista en Delhi, que me dijo que sus grupos de WhatsApp se habían convertido en las últimas semanas en un “boletín funerario”, donde los amigos publicaban obituarios de sus familiares o hacían peticiones de ayuda para encontrar camas de hospital para sus conocidos afectados.

La conversación sobre el terreno con los residentes indios, relató, era sombría.

No abandoné el grupo de WhatsApp de la familia, por supuesto.

Un miembro compartió imágenes de uno de los niños que había decidido realizar una sesión de fotos de moda mientras limpiaba un armario y decenas de emojis de corazón inundaron la pantalla.

Seguimos adelante.

Humor negro

  • Un estudio de 2012 sobre el humor negro en Psychological Science lo explicó utilizando la “teoría de la transgresión benigna”. La teoría se basa en la idea de que a la gente le divierten las transgresiones morales y las amenazas a su visión normal del mundo, pero solo mientras esas transgresiones sean inofensivas.
  • El mismo estudio decía que una broma es divertida si hay distancia psicológica. Es decir, una persona debe sentir que hay suficiente espacio físico o tiempo del evento para encontrar humor en él.
  • Un estudio a pequeña escala realizado en 2017 con 156 personas y publicado en la revista Cognitive Processing encontró que la inteligencia juega un papel clave en la apreciación del humor negro. Las personas con un coeficiente intelectual más alto apreciaban más los chistes oscuros.
  • Un estudio de 2003 publicado en el International Journal of Emergency Mental Health encontró que el humor negro empleado por los socorristas tenía un efecto beneficioso general en los pacientes.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar