Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Cangrejo de sangre azul podría combatir el Covid-19

Ante la gran problemática que se sigue viviendo a nivel mundial desde la llegada del coronavirus y su pronta propagación por el mundo entero, a casi seis meses de detectar los primeros casos de contagio los médicos no han tenido descanso alguno. Ésta situación se ha salido de control, especialmente en algunos países donde el sistema sanitario ha llegado a colapsar más de una vez, pero a medida que ha pasado el tiempo, se ha determinado que el virus ha estado perdiendo fuerza y parece ser que éste brote se ha controlado, aunque no por completo, en aquellas localidades donde se ha vivido una pesadilla total.

Estados Unidos ha sido uno de los países que ha liderado algunas investigaciones con el fin de encontrar la vacuna que cese con ésta terrible enfermedad o, al menos que logre estabilizar a los casos más graves de pacientes positivos a Covid-19. Es por ello que recientemente han iniciado una investigación a partir del análisis en la extracción de la sangre en laboratorio de una especie animal muy particular. Se trata de los cangrejos herradura de sangre azul. Inertes en la playa, sus caparazones cobrizos relucen como cascos de soldados abandonados. A través del tiempo se ha estudiado con interés a éstos antrópodos para fines médicos, desde 1956 que un investigador estadounidense se propuso averiguar sus secretos y propiedades, pero a partir de ese momento, lamentablemente todo se convirtió en una maldición para aquellos animales.

La sangre de estos parientes de las arañas se utiliza para hacer las pruebas de endotoxinas a todos los inyectables.

Dos científicos de la Universidad Johns Hopkins han diseñado el listado de amebocitos de Limulus o LAL, convertido en el test estándar de farmacología para verificar la seguridad de medicamentos inyectables, vacunas, prótesis e implantes. El proceso de captura de éstos animales se ha incrementado cada año e incluso después de la extracción de su sangre en los laboratorios, muchos mueren cuando son devueltos al mar y tienen problemas para reproducirse. La sangre proveniente de éstos puede venderse a unos USD 15 mil por litro. Éstos se someten y son inmovilizados para después ser perforados en la zona de su caparazón, hasta llegar al corazón con una aguja y sacar el líquido corporal. Por causas desconocidas, el animal sólo vive en el Atlántico Norte (de Maine a Yucatán) y varios países de Asia oriental. Así mismo, se ha determinado que éste animal está incluido en las especies vulnerables.

Por otra parte, la Farmacopea Europea –el organismo ligado al Consejo de Europa que marca las normas de calidad para la fabricación de medicamentos, acaba de aceptar el Factor C recombinante (rFC), la alternativa sintética a los extractos del animal, como prueba de calidad válida, en Estados Unidos no se ha avalado al mismo nivel. Sin embargo, varios medios han criticado éstos ensayos que se realizan a los cangrejos herradura de sangre azul, pues afirman que “Es una locura que en plena pandemia vayamos a depender de un extracto de un animal salvaje”, según Ryan Phelan, responsable de Revive and Restore, un grupo de ONGS por la conservación de éste cangrejo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar