Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Abuelos a los 30 y 35 Años de edad Insólito

Abuelos a los 30 y 35 Años de edad Insólito

 

Se convirtieron abuelos a los 30 y 35 años de edad, es algo insólito, una pareja que son los a buenos las jóvenes del mundo

Jenni Medlam, de 34 años, y su marido Richard, de 35, se alegraron con el nacimiento de Isla-May el pasado mes de junio, tras recibir la inesperada noticia del embarazo de Charmaine, su hija, de 17 años.

La joven abuela admitió que, cuando saca a pasear a Isla-May junto con su pareja por las calles de la ciudad de Hull, en Inglaterra, las personas quedan asombradas al enterarse de que se trata de su nieta.

“Cuando salimos con Isla, todo el mundo asume que es hija mía y de Richard. Y cuando les explicamos que en realidad somos sus abuelos, se llevan el susto de su vida”, aseguró la mujer al periódico inglés ‘The Mirror’.

Ser abuelos jóvenes significa que tienes más tiempo para amar a tu nieto y más tiempo para apreciarlo

Cuando Charmaine les contó por primera vez a sus padres que estaba embarazada, Jenni, que en ese entonces tenía 33 años, admitió que se quedaron “muy sorprendidos por la noticia”.

No obstante, después de aceptar la revelación de Charmaine y acompañarla en su proceso, ambos están encantados con su nuevo rol de abuelos.

“Yo soy ‘Nanna’ y Richard es ‘Grandpa’. Ser abuelos jóvenes significa que tienes más tiempo para amar a tu nieto y más tiempo para apreciarlo”, expresó.

Y fue un poco más allá en su apreciación: “Y puede que incluso tengamos bisnietos”.

Madre a temprana edad

Jenni, quien además tiene otras dos hijas (Chelsey, de 13 años, y Scarlett, de 10), recordó que cuando fue madre por primera vez no contaba con una red de apoyo para atravesar la maternidad. Por esta razón no quería que su hija tuviera la misma experiencia y se comprometió a apoyarla desde el principio.

“Desde que quedó embarazada, Charmaine ha crecido de verdad. Isla ha sido su mejor aliada. Es una madre increíble y creo que ha hecho que el vínculo entre Charmaine y yo sea aún más fuerte. Ahora me respeta aún más como su madre”, agregó.

Charmaine ya lleva casi dos años con su pareja, el padre de la bebé, y toda la familia vive bajo el mismo techo.

“Nos unió aún más. Y a mis otras hijas les encanta tener una bebé en casa y les fascina tener una sobrina”, explicó Jenni.

Ella, quien dirige su propio negocio de limpieza, insistió en que tener un bebé no significa que la vida haya terminado. Por ello aporta su propia experiencia dado que, a pesar de haber sido también una joven mamá, pudo trabajar y criar a su hija e incluso comenzar su emprendimiento.

“Charmaine me ha visto trabajar y salir adelante mientras la criaba. Así que sabe que es posible. Ella quiere ir a la universidad y estudiar belleza. Hay un estereotipo sobre las madres adolescentes que no me parece justo porque puedes seguir disfrutando de tu vida y conseguir lo que quieras, aunque tengas un bebé siendo joven. Me alegro de poder mostrar a mi hija que todo sigue funcionando de la misma manera”, concluyó.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar